La buhardilla de Kassandra

Un santuario donde atesoro mis proyectos decorativos... y algunas otras pequeñas maravillas que enriquecen el Alma

noviembre 06, 2014

De hilos y agujas


Han sido días complicados por estos lares; gran revolución no sólo en lo externo -con mucho trabajo formal y poco tiempo para liberar los ímpetus creativos que bullen en mi cabeza- sino fundamentalmente a nivel interior, con este Noviembre que avanza raudo aproximándome a un nuevo cumpleaños y al consiguiente cambio de vibración numerológica, que habitualmente causa algún desajuste hasta tanto nos amoldamos a la nueva frecuencia. 

No obstante, a pesar del estado de ánimo ligeramente perturbado, siempre resulta terapéutico hacerle caso a Marce y "tomarnos un tiempito para crear algo lindo". El trabajo que traigo para compartir esta semana es más que frugal; hiper simple, diría yo. Sin embargo, fue una suerte de pequeño obsequio para motivarme a mantener un mínimo orden en medio de mis desbordes de inspiración...

Verán: amo coser con todo mi corazón. De hecho, lo amo tan obsesivamente que cuando empiezo, simplemente no puedo parar... Y mientras las telas, alfileres, hilos y prendas a medio terminar se amontonan en cuanto espacio disponible haya (léase mesa del comedor, sofás, sillas e incluso camas), el resto de la casa sufre el abandono total de su Gerenta General, ¡al punto de que los calcetines y los platos se lavan cuando ya no queda ninguno limpio por usar!

De ahí que por temporadas me obligo a darle vacaciones a la máquina de coser, para concentrar las energías en organizar el resto de mi ya de por sí caótico universo cotidiano (bueno, tampoco es que sea yo la única desordenada compulsiva en la casa: el Principito parece haber heredado el mismo gen, sólo que elevado a la décima potencia :D ). Pero entonces, subrepticiamente, comienzan a aparecer los duendecillos de la tentación: un pantalón del peque que se descose en la entrepierna, camisas de "la otra mitad del equipo" que piden a gritos un cambio de cuello -siguiendo la técnica que tan bien explicara Pilar en su blog-, alguna sábana o mantel que necesita un nuevo dobladillo... y aunque durante varias semanas me resisto estoicamente, siempre acabo sucumbiendo por enésima vez en las redes del "vicio" y perdiéndome en mi adorada maraña de hilos y agujas...

Por eso, en esta ocasión encaré el desafío de crear un rincón dentro de "mi" rincón (las que viven en espacios reducidos entenderán de qué hablo) para dedicarlo exclusivamente a las costuras; y aunque es un proyecto que está todavía en curso, me he propuesto que sea lo suficientemente organizado como para facilitarme la tarea y lo suficientemente bonito como para estimularme a permanecer allí en vez de extender mi "taller" a toda la casa, como solía hacer hasta ahora. 

Empecé, como les decía, con algo bien sencillito: un organizador de hilos. Para ello utilicé un viejo soporte de condimenteros hallado en mis antiguas excursiones por las ferias vecinales, y que hace un tiempo había pintado con spray blanco (el cromado original estaba bastante salpicado de óxido) aunque no tenía aún un destino específico. No tengo fotos del "antes", pero así es como lo re-encontré ahora:


Desarmé las distintas partes del soporte (que iban unidas con un tornillo corto)...


...y por otro lado, marqué en un trozo de madera un círculo de diámetro algo menor al del plato.


Una vez cortado el círculo con mi amiga la caladora, procedí a hacer un "molde" del mismo en papel, donde fui marcando diámetros equidistantes y sobre ellos dibujé puntos conformando dos círculos concéntricos. Pegué el molde de papel con cinta adhesiva sobre el círculo de madera y empecé a perforar con el taladro en los puntos marcados:


A continuación, corté palillos de brochette a la medida de los carreteles de hilo, tantos como orificios había perforado en la madera. Descartando el orificio central (que serviría para volver a colocar el tornillo) fui insertando los palitos en cada agujero donde previamente había colocado un punto de cola vinílica.


[NOTA: para un resultado más prolijo, puede usarse únicamente las puntas de la brocheta; yo para economizar corté cada palillo en tres fragmentos rectos, teniendo en cuenta que no se ven una vez colocados los hilos.]

Así quedó la pieza completa, después de secar bien la cola y recibir un par de manos de pintura en spray blanca:


Luego sólo tuve que buscar un tornillo un poco más largo y volver a armar el soporte de metal con la pieza de madera incorporada. Un galón de pasamanería le dio el toque de glamour, y así se ve ya terminado y en funciones:


Para complementar este práctico accesorio, decidí además tunear mi viejo alfiletero, que tiene ya más de dos décadas y alguno que otro traumático accidente en su haber (la "frutillita" perdió todas sus hojas hace años, en las fauces de un cachorro juguetón...)


La tacita y el platillo de café no son del mismo juego pero "casan" admirablemente bien, y andaban por allí entre otros adminículos, a la espera de un más honorable destino. Un retazo de seda labrada muy ochentosa y otro restito de pasamanería conformaron el nuevo vestido de la Cenicienta, que ahora va al baile de las costuras en su espléndida carroza de porcelana...


Así, el "rincón dentro del rincón" empieza a engalanarse con detalles de los que a mí más me gustan: útiles y bellos al mismo tiempo...


(hablando de belleza, el porta-agujas que acompaña al flamante dúo -exquisitamente decorado con crochet, flores, perlas y cinta teñida con té- es uno de los obsequios con que mi querida Serena "Lady of the Woods" me ha honrado hace algunos meses... un grato recordatorio de esta amiga tan especial para inspirar mis jornadas costuriles!)


Y así, con la presencia serena de mi abuela -de quien ciertamente heredé el amor por los hilos y agujas-, sigo construyendo otro diminuto santuario para el Alma creativa (tengo más trabajos frugales en proceso que también irán a enriquecer esa área; pero ésos los dejo para la próxima).


Por ahora me tomo un respiro para saborear un té de frutas, y luego marcho con mis hilos y agujas a visitar a Marcela, donde la pandilla frugalera se reúne todos los viernes para compartir ideas y amistad... Las espero la semana entrante (¡ya con un añito más para celebrar!)

25 comentarios:

Angélica D dijo...

Hola Kassandra querida !! pero que buena idea la de poner esos hilos en ese soporte y hacer un verdadero organizador de hilos !! y que lindo ese alfiletero y que buen combina la cubierta con el azul del dibujo de la tazota..en exelente trabajo como siempre.que tengas un optimo día
besos

Responder
JULIA dijo...

Me consuela saber que no soy la única que tiene su casa colonizada por los hilos, las telas y demás....y que se olvida de la intendencia...jejeje.
Creé un espacio en un cuarto para esos menesteres, pero sigo igual...eso si, al menos una vez a la semana lo ordeno y lo recojo todo para poder volver a desordenarlo...
Me han gustado mucho tus dos propuestas...practicas sin dejar de ser hermosas...y un paso hacia el orden...
Un abrazo

Responder
Alicia de los santos dijo...

Ay Kassandra como te entiendo, me pasa exactamente lo mismo, el taller chico y se empiezan a amontonar las cosas, típico. Me encantó como quedó tu organizador de hilos, está precioso. El alfiletero es di vi nooo, me encantan como quedan en una taza. Saludos Ali.

Responder
Pilar Bazan dijo...

Hola Kassandra estamos sintonizadas en alguna forma ya que ayer y hoy mientras hacía mi trabajo de costura y armaba mi post he tenido en la mente que necesito un rincón especial para mis queridas cosas de costura y mira con lo que me encuentro hasta me has mencionado arriba, muchas gracias por tenerme presente!! que emoción, Tu organizador de hilos esta sensacional así como amo los lápices de colores, amo los hilos de colores y los materiales de costura, y el alfiletero es una monada, bello, bello, me encanta tus creaciones para tu rincón de costura, me sirven de inspiración para cuando haga el mio que mientras todavía estoy en la mesa del comedor y cuando termino todo va al closet, pero la verdad me gustaría tener todo a la vista para sentirme rodeada de las cosas que me gustan, me encantó tu post te deseo un bello fin de semana, besos y abrazos

Responder
Aracell dijo...

Pero que gran idea para tener a mano todos los hilos, sin que se caigan.
y encima decorativo a tope, la taza de café como alfiletero queda super original, y que decir de ese porta-agujas, un conjunto precioso, para tener a mano todas las cosas básicas de costura.
un saludo y feliz fin de semana

Responder
Love dijo...

Jajaja...hasta te estaba imaginando en tu casa sentada en la máquina cosiendo y todo hecho in desastre(no será para tanto como lo cuentas...). A veces nos gusta tanto algo que nos olvidamos del resto de las cosas...
Tu abu estaria orgullosa de ti!!!has hecho dos preciosidades!! Seguro que ahora coserás mas a gusto con tu rincón ordenadito...
Buen finde K!! Besos

Responder
arish dijo...

Bonitos y delicados trabajos, la tacita me ha encantado. BESICOS.

Responder
Glory Vila dijo...

Unos trabajos preciosos. El organizador de hilos ¡me encanta! y el de agujas me ha inspirado.Besos.

Responder
Luna dijo...

Que trabajos tan lindos amiga!!
Esos hilos están ahora perfectamente alineados esperando la aguja que los enhebre en tan divino soporte, romántico, fino y delicado, así como la tacita de los alfileres, qué original, no se me habría ocurrido en la vida.....
Qué ganas de ver a agujas e hilos confabulando entre sí para que su dueña haga las delicias de todas nosotras, sus fieles admiradoras!!
Un besote grande, feliz finde Kass!!

Responder
Isabel para ALROMASAR dijo...

¡¡¡Pero que bonito el portahilos!! Me encnata como lo has transformado y lo bien que te ha quedado en ese rinconcito tan encantador. El alfiletero es tambien ideal. Que tengas un maravilloso y creativo fin de semana.
Besitos

Responder
LA MESA PINTADA dijo...

Lo primero felicidades por el cumpleaños Kassandra. Me he quedado alucinada con el organizador para los hilos ¡está genial! y que útil... los míos están todos liados dentro de una caja, mucho mejor tu idea. Un besito y feliz fin de semana.

Responder
Ainhoa-UnHogarparamisCositas dijo...

Me quedo flipada con vuestra imaginación y el darle la vuelta al uso de las cosas...has cubierto tus necesidades con cositas que tenias por casa y encima con mucha belleza! Felicidades!
Buen finde!

Responder
decoraconmaría maría dijo...

Dos ideas estupendas, me gusta mucho el alfiletero y el expositor de hilos "todo ingenio", chapoo
Buen finde!!

Responder
Leo leointheskyblog dijo...

¡Hola Kassandra! Me ha encantado el artilugio que te has montando en un momento para tener ordenados los hilos, me parece además de bonito super práctico y la tacita-alfiletero es una verdadera monada!!
Muchos besos y buen fin de semana!!
Leo ;)

Responder
Cristina dijo...

Hola Kassandra, mi cumpleaños también se aproxima, en un par de meses exactamente, pero para mí no existe vibración numerológica, jiji, desde hace ya unos años….
Frugal sí, simple noooo! Ya solo ser amiga de la caladora a mí me parece un mérito, tengo que empezar a perderle tanto respeto porque me facilitaría mucho las cosas. Tú la manejas con una soltura increíble, creando círculos, ondas, rectas…. no se te resiste nada!! Me encanta cómo ha quedado el organizador de hilos, eres originalidad en estado puro! Y el alfiletero no se queda atrás, precioso todo!!
Un besito guapa, disfruta del finde!!

Responder
Decosur66 dijo...

Fllipadas nos has dejado con el organizador de hilos,como era de esperar con la gama de azules que nos tienes acostumbradas.
Nosotras hemos comprado uno si vemos el tuyo antes nos lo pensamos dos veces.
El alfiletero una finura con el plato y taza antiguos seguro que hacemos uno ahora que hemos hecho las paces con la máquina de coser y también hemos visto alguno en pinterest.
El estuche para las agujas shabby total ,muy a nuestro gusto,un regalito precioso.
Kassandra,los años son sólo números si tu anímicamente y psíquicamente te sientes joven dales una patada a los años o deja de contar je,je.
Disfruta de tu principito,de escribir que se te da muy bien y de crear cosas lindas como las que hoy nos enseñas.
La vida es bella cuando no hay que fregar platos,planchar....agarrar.
Felicidades y un montón de besitos,tantos como años cumplas.

Responder
El Inventario de M.J. dijo...

Kassandra...me dejas con la boca abierta, tu trabajo es elegante y práctico, estoy deseando de ver tu rincón de costura totalmente terminado, seguro que nos muestras muchas más ideas tan buenas como estas, a cada cual mejor.

Creo que no me voy a poder resistir y hacerme algo así......BESOS

Responder
Lirtea dijo...

Kassandra..que buenas ideas compartes.

Responder
Anna Llansa dijo...

Qué trabajo tan bien hecho, espectacular!!! Admirable, una explicación detalladísima y un resultado perfecto, práctico y precioso. Y de taza a alfiletero, qué nivel, vaya creatividad! Me encantó!!! El regalo es muy bonito e idóneo! Y los años, bueno....como no podemos echarle el freno de mano, pues nada o tienes los que quieras o que les den que estás estupenda :) Muchísimas felicidades por adelantado!!!
Muy buen finde!
Besos!

Responder
Mariana dijo...

Hola Kassandra !!!! Yo también le debo a mi abuela modista el amos por los hilos y las telas. :) Súper práctico y los hilos se lucen genial !!! Besos

Responder
retroyconencanto dijo...

¡Qué preciosidad de rincón has creado, Kassandra! Y no te quites méritos diciendo que es un trabajo hiper simple. Aquí las mendas, todavía no se han enfrentado en la vida a la caladora y le damos mucho mérito a su uso. Y más mérito a esa maravillosa idea que has tenido para organizar los hilos. ¡Seguro que no existe otro expositor con más encanto y sabor en el mundo! Pero el acerico no le va a la zaga, precioso el modelo que has creado a partir del plato y la taza. Para rematar el conjunto, el porta agujas tan delicado. Sí has creado este delicioso rincón con estos elementos, cómo no será el lugar que has destinado para tu costura. ¡Estamos deseando verlo!

Muchos besos de las dos y muchas felicidades por ese maravilloso cumpleaños a la vuelta de la esquina. Como se decía a si misma Samantha, de Sexo en NY, el día que cumplía cincuenta: "Cincuenta y fabulosa" pues aplícate la misma frase con la edad que cumplas, ¡porque es cierto! Nosotras lo hacemos en cada cumpleaños.

J&Y

Responder
Inventando Baldosas Amarillas dijo...

Kassandra, como siempre me enamoran tus ideas. Vaya mezcla genial de mente llena de proyectos preciosos y unas manos capaces de llevarlos a cabo. Has creado un rincón maravilloso y único, lleno de encanto con objetos muy sencillos. Y ahí es donde está lo bello y lo complicado. Hacer algo sencillo que resulte tan bello.Un besote y me sumo a las chicas de Retro y con encanto. Cada día estamos más fabulosas!!!!! Buen fin de semana

Responder
Rosina-reciclA dijo...

Hola paisa! así que con miedo a que te agarre la fiebre de ordenar roperos? jajaja no te preocupes! a mi me agarró pero duró poco.. tan poco como dar con la remera básica para reciclar!!
Adoré absolutamente ese organizador!!!no puede ser más lindo!! y el alfiletero bueh. que decir!! belleza total!!!Yo tengo 3 carreteles de hilo, blanco, negro y lila... muy triste lo mío!!
besotes!
Buen finde!

Responder
Elena dijo...

Di-vo-no!! Si así empezaste, me imagino como va a quedar tu rincón de costura!. Me diste una idea bárbara!. Mi nuera me pidió que le armara un costurero y tu porta agujas me lo voy a copiar!!! Besos

Responder
Marcela para Colorin Colorado dijo...

Si tu nuevo lugar de trabajo indica la transformación interior que estás sufriendo, te diría que te quedes tranquila por que es una transformación hermosa!!!! Qué lindos tus trabajos de hoy Kass, brillantes!!!

Responder

Publicar un comentario

Regresa pronto!!!

Regresa pronto!!!
Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background