La buhardilla de Kassandra

Un santuario donde atesoro mis proyectos decorativos... y algunas otras pequeñas maravillas que enriquecen el Alma

agosto 22, 2014

Desnuda ante el espejo

"La Venus del espejo", pintura de Diego Velázquez (1647-1651)

Drástica. Extremista. Intransigente. Radical.

Esos son sólo algunos de los adjetivos con los que la gente que me conoce bien -léase esas amigas con quienes comparto hasta las experiencias más banales- suelen calificar mi actitud ante el mundo. Y en muchos aspectos, no dejan de tener razón: como lo resumiera hace años una de estas "hermanas elegidas", suelo tomarme la vida demasiado en serio, y cualquier evento (hasta el más prosaico, como la comida que se quema o una información oída al pasar en el noticiero) a menudo me sume en hondas cavilaciones existenciales. Es una especie de obsesión por encontrar las razones profundas -a veces muy enterradas- de todo lo que sucede, como si mi cabeza hubiera sido programada de fábrica con una serie de "¿por qués?" que parecen activarse automáticamente ante el más nimio acontecimiento, provocando una catarata de pensamientos con la consiguiente batería de emociones asociadas.

Supongo que en parte se debe a mi temperamento típicamente escorpiano que me vuelve polemista, cuestionadora y amiga de andar siempre buscándole "la quinta pata al gato"; o quizá tenga que ver con una educación severa, basada en un desmedido concepto de la excelencia (donde obtener una calificación escolar un punto menos que Sobresaliente era motivo de preocupación familiar...). Lo cierto es que mi mente funciona con una serie de estándares perfeccionistas muy difíciles de erradicar; y cuando me encuentro con que la realidad cotidiana no responde a mis conceptos de blanco/negro, sino que existe una infinita variedad de grises, siento una insatisfacción casi visceral y una inmediata reacción de "¿por qué? ¿qué es lo que estoy haciendo MAL?" (como si el funcionamiento del mundo entero dependiera exclusivamente de lo que YO haga o deje de hacer!!!)

Cuando inauguré este blog, allá por febrero de 2011, tenía un propósito bastante definido: cambiar radicalmente mi vida laboral y personal, adentrarme de lleno en la aventura de rescatar tesoros olvidados (muebles, ropa, objetos diversos) y renovarlos "a mi estilo", generándome así una fuente de ingresos que me proporcionara mayores satisfacciones -nunca disfruté realmente de mi profesión de abogada, asumida por imposición familiar- y que pudiera desempeñar desde casa, para al mismo tiempo vivenciar full time el crecimiento de mi único hijo. En suma, empecé el blog para mí, sin tener demasiada conciencia (y sin importarme demasiado, tampoco) de los "otros" que eventualmente pudieran leerlo. Y durante el primer año, realmente lo disfruté. No tenía un guión preestablecido ni una frecuencia determinada para postear: publicaba cuando tenía tiempo y ganas, cuando me sentía inspirada por algo en particular, o simplemente cuando necesitaba ordenar mis pensamientos... Pero sobre todo, era una excusa válida para dedicar energía a lo que constituye mi auténtica pasión desde que tengo memoria: ESCRIBIR (sobre lo que sea!)

Para el segundo año, algunas cosas cambiaron. La REALIDAD era que mi proyectado negocio de restauraciones seguía siendo un mero proyecto, que continuaba ganándome la vida en un trabajo que detestaba y viviendo en una casa que estaba muy lejos del modelo "perfecto" exhibido por la mayoría de los blogs que seguía entonces (mayormente norteamericanos). Y eso me provocaba una frustración muy difícil de manejar, al punto de sumirme en una depresión profunda, aunque sutilmente enmascarada... Casi sin darme cuenta, empecé a disociar la vida virtual de la real, y mi consigna bloguera pasó a ser "Yo también tengo una casa de revista" (mentira patética basada en complejas producciones escenográficas al mejor estilo Hollywood, que barrían bajo la alfombra la verdadera apariencia de mi hogar, mucho más "imperfecto", desordenado y caótico); hasta que el estrés originado en esa doble vida me llevó a plantearme por primera vez abandonar definitivamente el blog...

Volví, pero con una óptica diferente: cambié el ambiente virtual "primermundista" por una comunidad en mi mismo idioma, con realidades económicas y expectativas creativas mucho más afines a las mías; conocí mujeres que aceptan a diario el desafío de poner pequeños toques de belleza en su entorno sin arruinar el presupuesto familiar en el intento, y sobre todo, aprendí que una vida frugal no necesariamente está reñida con el disfrute pleno, que muchas veces la felicidad auténtica reside precisamente en pequeños detalles cotidianos... Y una vez más, por algún tiempo lo disfruté sin cuestionamientos, como lo que supuestamente debería ser (y de hecho sé que lo es para muchas de mis nuevas amigas): un divertimento para la mente y una fuente de inspiración para el ansia creativa.

No obstante, transcurrido cierto lapso mi manía perfeccionista entró nuevamente en escena y empezó a crearse su imagen de cómo actuaría una bloguera sobresaliente: debería escribir sobre un tópico específico o al menos sobre un rango determinado de temas (los que los "seguidores" vienen buscando); hacerlo con metódica regularidad y sin repetirse; acompañar el texto con una producción fotográfica original, acorde a la temática elegida; responder amablemente y en riguroso orden a los comentarios dejados en cada entrada, buscar la manera de aumentar las visitas y los seguidores participando religiosamente en las "fiestas virtuales"... y sobre todo, mantener un respetuoso decoro y mesura a la hora de manifestar emociones o ventilar asuntos demasiado personales, al mejor estilo de Elinor en "Sensatez y sentimientos" (¿se nota que me he estado castigando duro con películas de época?)

Lo intenté, de veras que sí; pero el problema con la manía de la excelencia es que tiene un corolario tenebroso: "si no eres capaz de hacerlo PERFECTO, no vale la pena siquiera que lo intentes" (sé que a muchas puede sonarles exagerado y hasta difícil de creer, pero esa traumática impronta infantil me ha privado a lo largo de la vida de cosas tan simples y básicas como... aprender a andar en bicicleta!). Así que, cuando por distintas circunstancias debí asumir que definitivamente no soy -ni seré nunca- ese modelo de bloguera que racionalmente había elaborado; que mi mente va años luz más rápido que mis manos y que la mayoría de los proyectos que imagino jamás cobrarán forma física, el primer impulso fue rendirme y renunciar una vez más (¿la definitiva?) Después, en un rapto de súbita inspiración, atribuí ese persistente desasosiego a la melancolía invernal, y decidí que lo más saludable sería desconectarme por un tiempo para "dejarme fluir sin culpas con el ritmo de la Vida, permitiendo que la modorra me envuelva como una manta tibia mientras saboreo una taza de chocolate con canela sentada junto al fuego, mirando viejas películas con la gata acurrucada en la falda y el peque jugando a mi lado sobre la alfombra" (ahora que lo releo, suena hasta romántico, ¿no es verdad?)

Pues no, nunca es tan fácil cuando una posee una mente retorcida. Drástica. Extremista. Intransigente. Radical. 

El demonio perfeccionista que vive dentro de mi cabeza no podía tolerar que simplemente me resignara a ser mediocre (el peor insulto del que te podían hacer objeto dentro de mi familia) y a disfrutar "sin culpas" este período de simple relax. No; la CULPA estaba allí, agazapada entre las sombras, cual depredador hambriento al acecho; y como bien dice Louise Hay -mi primera y más influyente maestra de metafísica- "la culpa busca castigo y el castigo genera dolor"... así que apenas unos días después del poético manifiesto con el que culminaba el post anterior, un desafortunado accidente de tránsito me dejó con la cara desfigurada y la parte superior de las manos terriblemente lastimada (aunque por fortuna sin fracturas o lesiones de mayor gravedad, como las que mantienen a mi pobre hermana todavía convaleciente). 

Conclusión: no he podido terminar ni un solo proyecto en el taller, ni depurar los armarios, ni revisar las cajas del garage, ni ordenar las herramientas ni ninguna otra de las tareas que me proponía realizar durante mis "vacaciones blogueras". Y si me he dedicado a mirar viejas películas acurrucada en el sofá, no ha sido por puro placer sino más bien para olvidar momentáneamente mi monstruoso aspecto y el punzante dolor en las manos... Pero esas largas horas de inactividad forzosa me han llevado también -como siempre- a cuestionarme seriamente el por qué de las cosas que han ocurrido. Verán: aunque aquí no suelo explayarme demasiado sobre temas espirituales (para esos divagues filosófico-existenciales tengo otro blog, "Mi Alma Hechicera"), soy una firme creyente en la Ley de Atracción y en que son nuestros pensamientos los que crean nuestra realidad, tanto en sus mejores aspectos como en los peores. Por tanto, ante un evento de estas características, mi primera pregunta fue: "¿Por qué car... me generé ESTO?"  

Al día siguiente del accidente...

Y teniendo en cuenta que las heridas no afectaron ninguno de mis órganos o funciones vitales sino únicamente la apariencia exterior, la respuesta no se hizo esperar demasiado: es evidente que algo no está bien en la "cara" que le muestro al mundo, que de algún modo no-tan-simbólico necesité "destruir mi rostro público" para literalmente dejar asomar lo que está por debajo de la piel, las cosas que realmente me importan, las que desafían mi capacidad de reflexión y van construyendo día a día, ladrillo a ladrillo y piedra sobre piedra, la PERSONA que soy en realidad (la cual, por cierto, es mucho más compleja que un simple "¡Miren qué bonita manualidad hice esta semana!").

Por eso, no se sorprendan si la tónica de mi blog cambia ligeramente de aquí en adelante. Es que ya no pienso limitarme a postear sobre artesanías o decoración (aunque sigan siendo mis temas predilectos) sino que, regresando un poco a los orígenes, me propongo escribir sobre cualquier cosa que me ocupe la mente o haga cantar a mi corazón en ese momento puntual. O incluso escribir por el simple placer de hacerlo, sintiendo cómo las palabras fluyen naturalmente desde mis dedos a la pantalla de la computadora, cómo se combinan en frases y cómo esas frases se van ordenando para dar aunque sea una vaga forma al torbellino de ideas que permanentemente bulle en mi cabeza y a menudo me desvela hasta altas horas de la madrugada... en suma, volver a escribir para mí, desnudando poco a poco trocitos de mi Alma ante este espejo virtual, cada vez que sienta la necesidad de hacerlo. 

Puede que a algunas de las amigas que llegan a la buhardilla buscando únicamente ideas decorativas, toda esta charla introspectiva se les haga pesada, aburrida y poco atractiva; al fin y al cabo, se trata de exploraciones personales que no tienen por qué interesarle a nadie más. A las que así lo sientan, desde ya las dispenso respetuosamente de cualquier compromiso en materia de seguimiento o comentarios (después de todo, de eso se trata el asunto: ¡acabar con las obligaciones autoimpuestas!). 

Y a quienes, por el contrario, no les importe tanto el "protocolo blogueril" y sí en cambio estén dispuestas a una charla más intimista, a compartir genuinas experiencias de vida (aún aquellas que, como el selfie de más arriba, eventualmente puedan herir su sensibilidad) en vez de limitarse a pasar la última receta casera de pintura tiza, les doy nuevamente la bienvenida... 

Nos encontramos prontito.

20 comentarios:

Decosur66 dijo...

Querida Kassandra,hay que hacer en cada momento lo que el cuerpo y la mente te pidan sin escuchar a nadie.
Una de nosotras se ha visto un poco identificada con una imposición no tan drástica pero si influida durante toda su niñez en que tenía que ser abogada,y cuando estaba finalizando los estudios universitarios,se da cuenta que en realidad no le gusta nada sino que su ilusión era estudiar bellas artes (algo impensable en aquellos momentos)y no se atrevió a proponer.
Pero hay que pensar en el presente y no volverse atrás,la familia creada esta ante todo,pero lo que te ocurrió a ti con este desgraciado accidente hace meditar sobre temas profundos y no en pintar un cajón o como decorarlo.
Sí públicas te visitaremos pues tus reflexiones hacen reflexionar valga la redundancia y si te apetece visitarnos serás bienvenida,lo importante es disfrutar y pasarlo bien que como bien dice el dicho,la vida son dos días.
Un abrazo y un beso de las dos

Responder
Luna dijo...

Madre mía, Kassandra, me has asustado muchísimo aún sin haber llegado al selfie donde me ha impactado mucho más el grito de tus ojos, espejo del alma, que tu apariencia que irá volviendo a la normalidad. Menos mal que no fue nada grave el accidente!!

Mucho más grave considero ese grito de tu mirada que me ha desvelado en cierta medida tu conflicto interior, aparte de que lo has documentado ampliamente para hacernos ver el alcance de tu sentir.....

Desde aquí tan lejos he podido observar tu desesperación por rebelarte contra todo, agarrar de una vez por todas esos males y echarlos fuera de ti haciendo lo que verdaderamente te importe, y me alegro.

Me alegras el alma si decides escribir todo lo que sientas, creo que ello te ayudará a verlo desde fuera, una vez que lo releas, y dar la importancia a cada aspecto de las circunstancias de manera más congruente, más eficaz, discerniendo sobre lo que pueda ayudarte o no, y liberándote de ciertas presiones autoimpuestas. Tu mente tomará esto como algo normal y a su vez te ayudará a sentirte mejor.

También yo, en diferentes etapas de mi vida, me he valido de la experiencia de Louisse L. Hay, aunque ahora déjame decirte mi querida amiga, que tú ya sobrepasaste esa frontera y le das cuatro vueltas a ella.

Ya descubriste tu interior, encontraste el mal que te aqueja.............Dale bien duro, no permitas que vuelva cual fantasma a arrebatarte tu serenidad, tu limpieza espiritual........Aprovéchalo, sácale el jugo escribiendo sobre ello, yo seré una ferviente lectora porque me abduce tu forma de contar las cosas, cómo enlazas palabra tras palabra para dar vida a frases de excelencia literaria.

Mucho ánimo, amiga, estaré atenta a cada movimiento tuyo esperando que encuentres la sencillez de la vida.
Ya viajaste con profundidad a tu interior, ahora sube a la superficie y disfruta cada detalle por nimio que sea, deja que fluyan tus pensamientos sin dolor y sana muy pronto, todos a tu alrededor te necesitan feliz y tu necesitas darles a ellos lo mejor de ti.

Sabes que estoy aquí para lo que necesites, te mando un beso grande y muuuchos mimitos!!

Responder
retroyconencanto dijo...

Y nosotras nos pasaremos por aquí, como siempre, Kassandra, a escuchar lo que nos quieras contar, ya sea de decoración y manualidades o de sentimientos y emociones. Si hay que reír, reiremos contigo y si hay que llorar, igualmente lo haremos. Y es que siempre será un placer sumergirse en tus palabras y en ese don que tienes para escribir y relatar cualquier acontecimiento o vivencia. Nos alegramos mucho de que ese accidente se haya quedado casi prácticamente en un susto para para ti, y rezamos desde aquí para que tu hermana se recupere pronto. De todas formas nos ha impresionado mucho verte así, por eso te pedimos una cosa. Cuando te recuperes queremos un selfie de ti y tu sonrisa, ¿vale?

¡Animo en vuestra recuperación y muchos besos desde Sevilla!

J&Y

Responder
Lucia Sapena dijo...

Kassandra....me han impresionado tus palabras, más que el selfie en sí....lo que más, en realidad, es el conocimiento que tienes de tí misma..... y lo que es más....tu facilidad innata de relatar pensamientos y sentimientos...
Yo, desde luego seguiré pasando por tu buhardilla y seguiré leyendo todo aquello que escribas aunque a veces se aleje del tema habitual de manualidades y decoración, que nos suele ocupar.
Un abrazo fueeeerte

Responder
Deba Debahuti dijo...

Amiga Kassandra¡¡¡ que bien tenerte por aqui de nuevo.. siento lo de tu acidente... pero... creo que como muy bien dices, todo tiene un porque... y todo es consecuente con lo que pensamos y sentimos... como muy bien has reflexionado... creo que esta bien que dejes pasar tu cara al exterior... para adentrarte en el interior y mostrarte simplemente y autenticamente como en este momento necesites.. en estos tiempos se estan moviendo muchas energias y a las personas, y sobre todo si son sensibles se nos generan muchos comos y porques... yo tambien he estado pasando por momentos decisivos en mi vida... pero todo es para evolucionar y crecer desde el alma¡¡¡ con lo cual amiga... animo para hacer lo que mas resuene en estos momentos con tu alma y corazon¡¡¡ el blog es parte de nosotros y nadie nos obliga a nada... pero si queremos ser autenticas y respetar a las personas que nos siguen... creo que es bueno mostrarnos simplemente. y sinceramente... yo te entiendo perfectamente¡¡¡ y aqui estare¡¡¡ dispuesta, para lo que necesites... besitos amiga.

Responder
Pilar Bazan dijo...

Querida Kassandra me solidarizo contigo y te doy la razón en varios aspectos
Tenemos que manifestarnos a través de nuestros blogs tal como somos.
Cada cuál tenemos nuestras propias habilidades si te fijas yo jamás he hecho un
decoupage, ni un mueble, ni un decapado, cero repostería y un sin fin de cosas más que no se hacer
Pero si destaco y saco las cosas que verdaderamente hago y que he hecho en mi hogar como
ama de casa. Si a ti te apetece escribir bienvenida, escribes sensacional, si deseas que reflexionemos
adelante hagamoslo, también nos interesan las cosas profundas de la vida y de la existencia,he leído sobre el tema se de la ley de la atracción, por eso ejercito mi mente para pensar positivo y cancelar lo negativo hasta volverlo una placentera costumbre, me gusta mucho oir a Deepak Choppra me es de gran ayuda.
Es completamente necesario que perdones y olvides el pasado, y construyas una nueva tu a partir del presente de hoy, la de hoy no oye voces exigentes, solo se ama, te hablo como le hablaría a una hija ya que a mis 54 años podría ser la madre de muchas de ustedes mis amigas bloggers.
Yo desde aquí deseo transmitirte mucho amor Kassandra, piensa que hay varias amigas virtuales que te deseamos lo mejor porque tu vales mucho eres única e irrepetible.
No sé si te guste pero yo te recomendaría ver a alguien que haga Reiki (asegurándote que no sean charlatanes)
Solo me queda decirte que te mejores pronto y agradecerte por el valor que has tenido de contarnos tu historia,
Un abrazo a la distancia.

Responder
Lady of the Woods dijo...

Kassandra? is that you? and this AFTER your sister was in an accident? I can't take this, please email asap...I am just back from a trip and a long week of caring for a strange sister, and queasy myself right now, please email me, and YES, I want to read your blog and words of anything you care to write about, I will ALWAYS be here for you!!!!

Responder
Isabel para ALROMASAR dijo...

Querida Kassandra, me han impresionado tus palabras mucho mas que tu imagen. Ya sabes que pasaré por la Buhardilla a leerte cada vez que haya una nueva publicación, sea del tema que sea, pues lo que me gusta de este blog es la transparencia y la sinceridad con que recibes y nos visitas. Te deseo mucha fuerza y mucho ánimo para seguir recuperándote y que tu afan perfeccionista sea un motivo de orgullo y crecimiento y no un peso en tu vida.
Muchos besos desde Sevilla.

Responder
Anna Llansa dijo...

Uuuffff!!! Kassandra cuántas cosas y cuánta profundidad!! Admiro tu manera de escribir y de transmitir....te conocí por el Finde y ahora me doy cuenta que ni te sigo :( y realmente hay algo que me atrae hacia este blog, palabras como fluir, perfeccionista, radical, ley de la atracción o estudiar algo por obligación...y asumir que la realidad que ves es la que has creado tú.....Me encantaría escribir o mejor que las palabras fluyeran como lo hacen en ti, quizás yo fluyo con mi creatividad pero no por ello detrás deja de haber sufrimiento y tormento quizás haya distintas formas de expresar.....Me ha sorprendido y impactado tu selfie, espero y deseo sea por poco tiempo y que pronto ambas dos os recuperéis!!!
El mundo bloguero está lleno de querer innovar, aportar, pero creo que pocas realmente llegan :)
Un beso!

Responder
Rosina-reciclA dijo...

Hola!!!!!Capaz parezco una desubicada dándote la bienvenida con tanta alegría...la foto no me impresiona, la de caras así que veo en el hospital!Lo que si me impresiona es el poder de auto análisis que hacés a partir de tu accidente...Nadie mejor que vos se conoce y a mi esta mina auto exigente que contás ser no me asusta..más bien me intriga..así que no vas a zafar de mis visitas!!Te mando un abrazo,besos no por que te va a doler la cara!

Responder
Pi MCF dijo...

Kass, a mi si me ha impresionado tu selfie , mucho. Creo que has sido valiente publicándolo, yo no lo sería. No puedo darte consejos, no puedo ofrecerte ayuda que estoy segura que ya habrás solicitado de un profesional. Pero si que puedo leerte, puedo compartir tus pensamientos y tus inquietudes y sí eso te hace sentir bien, seguro que es bueno para todos. Espero y deseo que superes este mal momento, te deseo lo mejor y cuenta con que vendremos a visitarte y a leerte.
Un abrazo sentido
Pi

Responder
elena dijo...

Espero qué te mejores lo más rápido posible.
No sé qué decirte puesto qué lo has explicado tú muy bien,pero a mí me gusta leerte,así qué aquí seguiré compartiendo reflexiones,trabajos o lo qué quieras publicar.
Hoy más qué nunca envidio tu dominio del lenguaje y tu facilidad para escribir pero aunque me falten palabras te mando un caluroso abrazo y mucha energía positiva!!
Besos

Responder
rosy dijo...

me he imresionado al verte , pero me alegro al ver que sabes lo que quieres y lo cuentas sobre tus entradas , que lo que tienes en tu cabeza y en tu corazón lo vas exponer en el blog , me entretiene mucho tus palabras , pues , a mi me cuesta mucho expresarme , pero te seguiré igualmente , para lo que decidas publicar , un abrazo muy fuerte , cuidate mucho.......

Responder
Alicia de los santos dijo...

Hola Kassandra, tus palabras son tan fuertes a veces... como dije en tu post anterior, descubriste la raíz de tu malestar y eso es comenzar. Debo decir que publicar tu foto ha sido otro paso, has comenzado a sanar (tu interior). Tal vez no te das cuenta, pero empezaste a curar tu alma solita y eso es valentía. No te quedes a medio camino, seguí adelante, eso es liberarse ,como dice una de tus publicaciones en face que me encantó. BRUJA BLANCA. PAGANA, LIBRE, SIN ATADURAS. La perfección es todo lo contrario. Te sigo como siempre, y arriba ese ánimo. Saludos. Alicia.

Responder
Angélica D dijo...

Hola Kassandra querida ! Que susto y que buena reflexión amiga querida , la verdad y tu lo dices bien , que poco importante es el rostro al lado de todo el resto , y lo importante es el todo tu cuerpo y por supuesto tu mente , a veces uno necesita que ocurran estas cosas tan fuertes en nuestras vidas para valorar lo importante ,

Responder
Anónimo dijo...

Kassandra, se nota que solo te gusta los comentarios que " te enjabonan" bien. Los que te hablan de otra realidad no te interesan. Te va más el rollo de alabanza y que todo el mundo te compadezca con tus mitines psicoanalíticos. De todas maneras, recuperate.

Kassandra responde:

Respetaría e incluso llegaría a considerar si hay algo de razón en tu comentario, si no te escudaras tan cobardemente en el anonimato... Lo que escribo aquí es para la gente que verdaderamente se interesa, no para quienes pasan de casualidad y comentan porque no tienen nada más interesante y productivo que hacer con sus vidas. De todas maneras, gracias por la visita.

Responder
Glory Vila dijo...

Siento lo del accidente pero todo ese cambio interior que se ha producido es normal. En la vida hay un momento en el que te planteas tu vida y si verdaderamente te gusta o prefieres otras cosas. Hay algunas de estas cosas que no puedes cambiar pero hay otras que sí. Yo tuve un cambio de pensamiento y vida después de hacer el Camino de Santiago. Tengo 52 años y procuro hacer las cosas que debo pero dejo un espacio para las cosas que me apetece hacer y el blog es una de ellas pero lo hago según lo siento, soy maestra y me gusta enseñar y compartir las cosas que hago o pienso, puede ser una manualidad, un viaje, una comida, un pensamiento. Expongo las cosas que me gustan y viajo por otros blogs en busca de..... algo que me interese, si me gusta comento y si no me gusta ni me molesto.
Aprendí que en la vida hay momento en los que hay que dejarse llevar y disfrutarlos según vienen para poder luchar en cosas verdaderamente importantes como es la familia y la salud. Te leeré y comentaré cuando escribas algo que me interese pero tu escribe siempre de algo que te guste a tí. Besos.

Responder
SUSANA dijo...

Hola Kassandra :
Ante todo deseo que te recuperes pronto, lo mismo tu hermana ! lamento no saber expresar mis pensamientos con tanta lucidez como tú ,pero te seguiré leyendo sea cual sea el tema que nos propongas ya que me identifico con mucho con lo que escribes ,un abrazo apretado!

Responder
Love dijo...

Hola Kassandra,me estoy poniendo al dia después de tanto tiempo en venir a visitarte...
Es una pena que siempre nos tengamos que dar cuenta de que es lo realmente importante en nuestra vida,en tu caso ha sido el accidente,que por suerte os estais recuperando y lo podeis contar.(por cierto,yo creo que deberias de dedicarte a escribir un libro...ya que se te da muy bien).
Seguro que tu hermana también piensa igual que tu,que va a cambiar su manera de vivir la vida,que no se tiene que ser perfeccionista(cosa que es dificil de quitarte de encima,creo que a mi también me viene por educación...pero a veces no hay más remedio.
Ahora es el momento de luchar y pensar en lo que realmente quieres ser y hacer!!! No quieres ser abogada? Piensa primero en lo que quieras hacer y luego lo realizas. Te sentirás mejor contigo misma.
Kassandra sea de lo que sea de lo que vayas a hablar aqui estaré,ya que la gente no se alimenta solo de judias...hay más cosas interesantes que ver y leer y seguro que tu nos las enseñarás!!!
Desde aqui os mando a ti y a tu hermana un super abrazo!!!!
Sofie

Responder

Publicar un comentario en la entrada

Regresa pronto!!!

Regresa pronto!!!
Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background