La buhardilla de Kassandra

Un santuario donde atesoro mis proyectos decorativos... y algunas otras pequeñas maravillas que enriquecen el Alma

febrero 14, 2012

Puesta al día

Hola, aquí me tienen de nuevo; esta vez voy a intentar ser breve, ya que solamente quiero contarles acerca de algunos proyectos en los que he venido trabajando desde hace tiempo y que, aunque todavía distan mucho del toque final, están en condiciones de ser mostrados aunque sea como adelanto...

¿Recuerdan cuando les hablé sobre mi sueño de tener un dormitorio romántico y shabby chic, e incluso les mostré algunas imágenes en las cuales pensaba inspirarme? Bueno, el primer paso hacia la concreción de ese plan fue la adquisición de un gran ropero de estilo francés cuyo proceso de transformación -de olvidado a glamoroso- comenzó poco antes de fin de año. En un post anterior les mostré algunas fotos del estado en que lo compré, y de las primeras manos de pintura; es momento, pues, de actualizar la información y contarles que hoy por hoy lo tengo casi finalizado (el "casi" es porque todavía faltan algunos detalles decorativos que aún no termino de decidir!) Empecemos por una foto del ANTES, y luego les mostraré los avances:

Así empezó la historia...
...y así se ve hoy!
  
Gran cambio, ¿verdad? En fin, por razones prácticas esta belleza ya se encuentra cumpliendo funciones, es decir, albergando toda nuestra ropa; sin embargo, todavía no doy por concluida su renovación... Mi amiga y seguidora Vanna, de "Delusions of Grandeur", me sugería que el frente del ropero ganaría en importancia con alguna moldura o aplique; el problema es que como las puertas son corredizas, el espacio entre una y otra no permite mayores añadidos. Sin embargo, navegando por la web encontré esta maravillosa técnica, creada por Katty de "Katty´s Cosy Cove": se trata de utilizar las herramientas de repostería para realizar guardas decorativas sobre muebles, utilizando un material llamado all purpose joint compound (y que se parece mucho a lo que aquí conocemos como enduido plástico). Los resultados son verdaderamente asombrosos, como puede verse en estas imágenes...

 
...y lo más importante es que una misma puede ir regulando la textura de la guarda, para que quede de un espesor adecuado y así evitar que se dañe con el roce entre las hojas de puerta! ¿Qué les parece? ¿Creen que debería intentarlo? 

Paso ahora a comentarles que la segunda prioridad en el proceso de construir mi alcoba soñada, era conseguir una cama acorde a la ambientación elegida. Por supuesto que hay hermosísimas camas antiguas en venta en casas de remate y tiendas del ramo, pero su costo excedía con mucho mi escaso presupuesto para el proyecto; hasta que, en una subasta por Internet, apareció la oferta que estaba esperando: una prometedora cama de estilo francés, con mucho potencial, que adquirí por el módico precio de $ 1.100 (unos U$S 55,00). Aquí se las presento oficialmente en sociedad...

 
 

Desde luego, también ella debió pasar por el típico "baño de blancura" con que las fanáticas del shabby chic devolvemos el esplendor a todos estos viejos muebles. Aunque todavía no está ubicada en su lugar definitivo ni engalanada con la ropa de cama que planeo confeccionar especialmente para vestirla (y que será objeto de una entrega posterior), para que tengan una idea les muestro cuál es su aspecto actual:

 

Quedó maravillosa, ¿o no? Aunque debo confesar que el 95% del trabajo lo hizo mi compañero solo, mientras yo andaba atareada en otras cosas... ;)

Días después, mientras buscaba del amoblamiento necesario para la residencia de estudiantes, me topé con una señora muy amable que tenía en venta estas dos mesitas de noche, a sólo $ 900 el par (aproximadamente U$S 45).


Confieso que lo que ví en mi mente al contemplarlas era esto:


Así que de inmediato cargué con ellas, y ahora se encuentran en pleno "tratamiento de belleza"... pronto seguramente podré mostrarles el resultado. 

Y para completar el cuadro, decidí rescatar aquella espectacular cómoda tallada en cedro que fue mi primera adquisición importante cuando me resolví a encarar seriamente mi proyecto creativo, hace ya más de un año (quienes siguen el blog desde esa época seguro la recuerdan; las que no, pueden leer la historia aquí). Debo decir que desde entonces hasta ahora, esta noble dama ha permanecido modestamente recluida en un rincón, esperando su turno para brillar; pero sé que un para de capas de pintura blanca lograrán fácilmente convertirla en otra estrella de mi decoración...


En fin, los elementos básicos están; ahora sólo falta pintar las paredes, añadir la tapicería adecuada y restaurar alguna coqueta lámpara de techo, para darle a mi dormitorio ese "je ne sais quoi" que otorga a los ambientes de estilo francés un atractivo romántico e irresistible... Dado el ritmo lento con que vengo trabajando últimamente, tal vez ello me insuma algunos meses más; pero, ¿qué significan unas cuantas semanas de espera, a cambio de poder luego sentirme como una auténtica reina cuando me vaya a dormir cada noche? 

Kirsten Dunst como "Marie Antoinette"
[cortesía de http://my-little-nook.blogspot.com]
Continuar leyendo...

febrero 04, 2012

Mi santuario (I): notas de inspiración

Al releer la última entrada, caigo en la cuenta de que quizá fui demasiado dura a la hora de juzgarme a mí misma. Tampoco es cierto que no esté haciendo NADA; quizá no tenga para mostrar alguna de esas hermosas labores que veo en los blogs amigos, pero algo he estado haciendo durante las últimas semanas, al menos en ratos perdidos: construir, de a poquito y con paciencia, un rincón personal para albergar y organizar mis proyectos creativos. 

La verdad es que desde hace años vengo soñando con un espacio propio y exclusivo donde tanto pueda coser, tejer, pintar y hacer artesanías como escribir, leer, navegar por Internet e incluso meditar; de hecho, mi alma literalmente volaba al contemplar maravillas como la cabaña de Sandy, de "My Shabby Streamside Studio" que ya les mostré una vez...


...o el taller de Sonia, de "Vintage Rose Designs", que también compartí en otro post...


...el de Abby de "Abby´s Paperie Garden"...

 

...o el de Dawn, de "Hydrangea Home"...


...al igual que tantos otros hermosos studios que pude visitar gracias a la convocatoria de Karen, de "My Desert Cottage", quien tuvo la genial idea de organizar por tres años consecutivos una fiesta virtual denominada "Where bloggers create" (donde las blogueras crean). 

Marce, de "Colorín Colorado", se pregunta: ¿es imprescindible tener un lugar como esos para crear? No, claro que no lo es... pero ¡qué lindo sería! Contar con un sitio propio para cada herramienta, y no tener que andar juntando todo a mitad de la labor porque necesitan la mesa para servir el almuerzo o el sillón del living para ver el partido; o ir a buscar ese botón tan especial o esa puntilla antigua que nos encanta y saber que está allí, en su lugar, no debajo de una montaña de proyectos a medio terminar, restos de materiales y variados objetos inclasificables...

La excusa que me puse a mí misma durante todo este tiempo para postergarlo fue, naturalmente, la falta de espacio: antes vivíamos en un apartamento de 35 m2 donde había que hacer maravillas hasta para ubicar la cuna del bebé; y aunque hace unos meses nos mudamos a una casa mucho más amplia y cómoda, la mayoría de los ambientes están destinados a ser compartidos con los estudiantes que van a convivir con nosotros (ver la historia completa aquí), lo cual deja sólo dos dormitorios y un baño para nuestro uso exclusivo. Confieso que, en un principio, eso me intimidó un poco: ¿debería continuar posponiendo las ganas de tener mi paraíso privado hasta que se concrete la construcción de nuestra casa en la playa, en cuyos planos figura ya mi soñada "buhardilla"? La respuesta llegó -una vez más- a través de la web, cuando vi y leí la forma en que otras mujeres crean sus espacios íntimos en cualquier pequeño rincón del hogar. Vean si no el caso de Olivia, de "Olivia´s Romantic Home", que transformó un feo garage en esto...


...o esta preciosura que construyó Janae, de "Not so shabby - Shabby Chic" en un pasillo de su casa:


Era hora, pues, de encontrar mi propio rincón -parte del cuarto de mi hijito, quizá- y poner manos a la obra para materializar el sueño. "¿Pero con qué dinero?", me susurró un diablillo al oído. "¡Justo ahora que el presupuesto familiar está tan limitado!" "No importa, recurriremos a la técnica de siempre: usar lo que tenemos a mano. No podemos permitirnos poner nuestras vidas y nuestra creatividad en espera de que lleguen más ingresos, porque lo único que hacemos es acabar por defraudarnos a nosotras y a los seres que amamos", replicó un ángel en mi otro oído (¿o era Sarah Ban Breathnach?) 

Así que en eso me he pasado las últimas semanas: haciendo inventario de todo lo que está guardado por ahí, buscando muebles viejos y objetos en desuso a los que darle una nueva utilidad, y preparando mis lijas y latas de pintura para la "gran misión". Prometo ir contándoles poco a poco los avances; y espero esta vez no quedarme simplemente en una promesa...

Será entonces hasta el próximo capítulo de la telenovela :) ¡Abrazos para tod@s!
Continuar leyendo...

Regresa pronto!!!

Regresa pronto!!!
Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background Elegant Rose - Working In Background